Cómo realizar una evaluación de trabajo exitosa

meeting negocios

La mayoría de los empleados tienen una evaluación anual de trabajo con su director - pero ¿cuáles son los beneficios y los peligros potenciales de mantener esta reunión?

La mejora de las condiciones del mercado hace que retener el talento se convierta de nuevo en una prioridad para la mayoría de las organizaciones. En tiempos difíciles, cuando los temas críticos del negocio cobran importancia, las evaluaciones de trabajo pueden dejarse en un segundo plano. Aunque comprensible, esta situación no es viable a largo plazo ya que los empleados abandonarán la empresa si sienten que no hay un desarrollo profesional claro, y su papel y aportación no son reconocidos por la empresa.

Una evaluación exitosa es clave para mantener los niveles de compromiso y de retención del talento. No obstante, se ha de asegurar que todas las áreas de bajo rendimiento se traten, que se acuerden objetivos de cara al futuro y que todas las cuestiones que afecten al desempeño de los empleados se puedan hablar de manera justa y objetiva.

Una cuestión de experiencia

La capacidad de dar una crítica constructiva es un "arte" y está entre la delgada línea de decirle a un empleado que su rendimiento ha de mejorar y motivarlo para el futuro. Todas las personas necesitan ser reconocidas por sus logros. También se han de revisar sus debilidades y establecer medidas para garantizar que se ofrecen oportunidades para mejorar y sobresalir.

Además, las evaluaciones y revisiones salariales deben mantenerse por separado. Si el empleado piensa que se va a hablar sobre un aumento de sueldo, se apresurará en ésta, pasando menos tiempo en la discusión de las áreas críticas de su desempeño. A pesar de las mejoras notables en la economía, no todos recibirán un aumento de sueldo, por lo que es muy importante que en la evaluación de trabajo se identifiquen y reconozcan los logros, aunque èsto no se traduzca en términos monetarios.

Si las evaluaciones se llevan a cabo de manera efectiva, se podrá aumentar la productividad de la organización de manera significativa. La clave de una evaluación exitosa es asegurar que los que la están llevando a cabo están bien preparados y capacitados para realizar esta función. 

Conlleva experiencia tener éxito en la realización de evaluaciones de trabajo - una buena evaluación es aquella en la cual los evaluados mantienen la mayor parte de la conversación, el evaluador escucha activamente, hay margen para el análisis, la objetividad prevalece y se concluye con un consenso sobre los objetivos futuros. Habitualmente, las evaluaciones se centran en puntos insignificantes y son alimentadas por las emociones, imposibilitando el objetivo principal de la reunión. Gestionar la reunión puede ser una habilidad en sí misma.

Los elementos clave de la evaluación de trabajo son:

  • Medición – Tener ciertos indicadores que permitan evaluar el desempeño del empleado según los objetivos acordados.
  • Feedback - proporcionar una oportunidad al empleado para discutir su desempeño, haciendo hincapié en lo logrado, y de manera constructiva, tratar las áreas de debilidad.
  • Intercambio de opiniones - el empleado debe sentirse cómodo y animado a ser lo más abierto posible acerca de cómo se siente en su trabajo (de sí mismo y de la empresa). El evaluador también debe ser franco y honesto. 
  • Consenso - todas las partes deberán acabar en un entendimiento acerca de lo que hay que hacer para mejorar el rendimiento y superar las cuestiones planteadas durante la reunión.
  • Preparación - es crucial para ambas partes con el fin de tener éxito. Muchas evaluaciones no se preparan con la suficiente antelación y se convierten en "una reunión más". Las métricas deben ser simples y servir como una guía para lo que se ha de lograr.

Errores comunes durante una evaluación de trabajo:

  • La falta de preparación por ambas partes.
  • La realización de evaluaciones por managers no formados para esta tarea.
  • La falta de objetividad en la evaluación del rendimiento.
  • Permitir que la reunión se convierta en algo emocional: los evaluadores evitarán hablar sobre áreas de bajo rendimiento por temor a una reacción emocional negativa.
  • No establecer objetivos para mejorar el rendimiento futuro.
  • No revisar los objetivos establecidos en la evaluación anterior - se estará enviando el mensaje de que no son importantes y por lo tanto, se pierde credibilidad.

En conclusión, los empleadores deben de tener en cuenta:

  • Las evaluaciones pueden ser de gran importancia en la motivación de los empleados y en el logro de las metas fijadas.
  • Es esencial que ambas partes preparen su evaluación.
  • Los managers deben recibir formación sobre cómo evaluar a sus empleados para garantizar que sea una experiencia positiva.
  • El desempeño y los objetivos del empleado deben ser analizados
  • Las evaluaciones de trabajo son una gran oportunidad para las empresas para la consecución de los objetivos del negocio.

Para más información, por favor contacta con:
Marco Laveda, Managing Director - España
E: marco.laveda@robertwalters.com
T: +34 91 309 79 88

Envíanos
la vacante de empleo 

green-arrows
Read more »