Cómo trabajar desde casa con hijos

La combinación entre teletrabajo e hijos puede resultar difícil, especialmente si son de pequeña edad y/o no pueden asistir al colegio (vacaciones, circunstancias excepcionales, enfermedad leve...). No obstante, resulta una oportunidad única para adquirir nuevos aprendizajes y mejorar las relaciones laborales, sociales y familiares.

En la mayoría de las ocasiones, la principal complejidad suele consistir en mantenerles entretenidos sin que esta misión obstaculice el rendimiento laboral. A continuación 8 iniciativas para gestionar esta situación con éxito:

1. Crea tu propio espacio de trabajo

Es importante contar con un lugar donde puedas trabajar a gusto al igual que en tu oficina. Si vives en una casa grande, convierte una de tus habitaciones en una oficina temporal. Si vives en una casa menos espaciosa, construye tu "despacho" en la sala de estar, el comedor o incluso en un dormitorio. La creación de un lugar destinado a este fin lo hará menos propicio a interrupciones innecesarias y más proclive a la concentración. El espacio debe estar en la medida de lo posible bien iluminado, ordenado, y acondicionado con las herramientas y tecnologías necesarias para poder llevar a cabo tu función laboral.

Es importante contar con un lugar donde puedas trabajar a gusto al igual que en tu oficina.

2. Madruga

La gran ventaja de trabajar desde casa es que no pierdes tiempo trasladándote al trabajo, este factor te permitirá disponer de un tiempo extra por la mañana. Emplea esta ocasión -probablemente previa a que tus hijos se despierten- para dedicarte a aquellas tareas que exijan una mayor atención. Madrugar y comenzar a trabajar pronto te permitirá acabar antes, y así poder pasar períodos de tiempo más extensos con tu familia.

3. Planea actividades divertidas y variadas para tus hijos...

 Lo más importante es no ofrecerles todo a una misma hora o en el mismo día, sino mantener una variedad para que cada actividad tenga su propia función, en cada momento.

Organiza diversos ejercicios o planes de ocio para tus hijos. Hay muchas actividades que no requieren la acción o interacción constante de los padres tales como las manualidades, el dibujo, la lectura o la pintura. Al igual que en el colegio, puedes dividir tu salón en diferentes rincones de juego: un espacio para las manualidades, un área de lectura, un rincón para jugar con los muñecos...

¿Necesitas realizar una llamada por skype? Déjales ver un rato la TV o jugar con su tablet, ponles un podcast infantil o déjales grabar un video divertido para vuestros familiares. Lo más importante es no ofrecerles todo a una misma hora o en el mismo día, sino mantener una variedad para que cada actividad tenga su propia función, en cada momento.

4. ...Sin dejar por ello de establecer una rutina

Mantener a los hijos ocupados mientras intentas concentrarte en tu trabajo no es tarea fácil. “Establecer con tus hijos una buena estructura diaria basada en la rutina te ayudará en gran medida a trabajar con éxito desde casa. Organizar y comunicar un programa de actividades diario a través del cual tengan que dedicar un tiempo determinado a realizar y completar cada tarea suele resultar muy efectivo”, comenta Ignacio Hernández, Associate Director en Robert Walters.

Una buena rutina consiste en establecer todos los días una misma franja horaria para que realicen los deberes, y finalizar la jornada con una hora “creativa”. Esto te permitirá "innovar o rotar actividades" en el resto de franjas. Por ejemplo: si hace buen tiempo y tenéis un jardín, un patio o una terraza puedes organizar una actividad deportiva para mantener a tus hijos entretenidos y activos.

5. Establece unos objetivos claros

Es aconsejable que tus hijos se acostumbren o no pierdan su ritmo de aprendizaje/estudio ya que después les resultará muy difícil retomarlo. 

Es aconsejable que tus hijos se acostumbren o no pierdan su ritmo de aprendizaje/estudio ya que después les resultará muy difícil retomarlo. Puedes asignarles unas tareas y ejercicios diarios o pedir ayuda a sus profesores a la hora de establecer su rutina académica. De esta manera mantendrán activos sus conocimientos y/o se les establece una (primera) rutina de aprendizaje. La clave está en fijarles unos objetivos claros durante el día y revisarlos cuando finalice tu jornada laboral. 

En el caso de que tus hijos estén exentos de realizar tareas académicas y cuenten con la edad necesaria, se les puede asignar responsabilidades internas. Ej. participar en pequeñas tareas de la casa tales como lavar el coche, cuidar del jardín, llenar y vaciar el lavavajillas, ordenar su habitación, cuidar de las mascotas, entre otros.

6. Elige el momento adecuado para realizar videollamadas

Si necesitas estar en contacto diario con tus compañeros de trabajo o tus socios externos, asegúrate de programar estas reuniones en el momento más tranquilo/menos ajetreado del día.

Si necesitas estar en contacto diario con tus compañeros de trabajo o tus socios externos, asegúrate de programar estas reuniones en el momento más tranquilo/menos ajetreado del día. Puede ser por la mañana temprano, cuando tus hijos todavía estén durmiendo o se vayan a dormir, durante la siesta o cuando estén más entretenidos. Deberás adaptar y flexibilizar tu horario en función de ambas necesidades y obligaciones.

7. Alterna responsabilidades con tu pareja

Si ambos estáis teletrabajando, es beneficioso alternar el tiempo diario con vuestros hijos. Mientras un@ se concentra en su trabajo, la otra persona puede jugar con ellos. A través de este reparto de responsabilidades, ambos podréis trabajar sin interrupciones y de manera productiva mientras dedicáis un tiempo de calidad a vuestra familia.

8. Asegura una buena conciliación de la vida laboral y familiar

Una vez que tu jornada laboral ha terminado, desconecta tu mente, apaga tu ordenador y disfruta del resto del día.

Por último, es importante garantizar un equilibrio óptimo entre tu trabajo y tu vida privada. Una vez que tu jornada laboral ha terminado, desconecta tu mente, apaga tu ordenador y disfruta del resto del día. Planea por ejemplo algo divertido como una noche de juegos en familia. 
 

Descubre cómo mejorar tu CV y encontrar fácilmente tu siguiente reto profesional.

Consejos de
contratación 

»

Últimas noticias 

»

Quiénes somos 

»

Suscríbete a nuestras alertas de empleo 

»

Envíanos tu vacante de empleo 

»