¿Cómo evaluar el conjunto de tus habilidades?

hombre con tablet

¿Estás pensando en desarrollar tus habilidades, buscando un mejor equilibrio entre las ‘hard’ y ‘soft skills’, es decir, las capacidades más técnicas y competencias comportamentales? Pero, ¿cuál es la diferencia? y, ¿qué puedes hacer para limitar la falta de éstas? Lee los siguientes consejos:

Un conjunto de habilidades equilibrado es esencial para cualquier profesional en búsqueda de empleo. Las ‘hard’ y ‘soft skills’ son diferentes, y la forma en cómo se demuestran estas capacidades a un potencial jefe, marca la diferencia.

¿Cuál es la diferencia entre ‘hard’ y ‘soft skills’?

“Es más fácil cuantificar ‘hard skills’ que ‘soft skills’, comenta Raúl Herrero, Director de la División de Ingeniería y Sales & Marketing en Robert Walters. “En este caso hablamos de cosas que se pueden aprender en clase o con formación específica, leyendo o consultando a alguien en el trabajo. Es fácil decir y saber si se tienen o no, y con la aptitud correcta son más fáciles de aprender que las ‘soft skills’.

Según Erica Sosna, especialista en Career Matters, ayuda a las empresas a mantener y dar nueva energía a su talento a través de conversaciones sobre carrera profesional, “‘hard skills’ son habilidades técnicas, generalmente en un campo de conocimiento específico, y muchas veces formalmente certificadas. Por ejemplo, conocer algún lenguaje de código es una ‘hard skill’. Además, las ‘hard skills’ tienden a referirse más a la adquisición de conocimientos de forma estructurada y formal”. Por otro lado, las ‘soft skills’ son “capacidades que utilizamos diariamente para comunicar, comprender e interactuar con las personas de nuestro entorno”, continúa Sosna. Éstas se relacionan con la forma en la que una persona aborda una situación.

Las ‘soft skills’ son mucho más transferibles porque son capacidades necesarias en todas las profesiones. Por lo que, cuantas más ‘soft skills’ tengas, más opciones tendrás.

¿Qué son las competencias transferibles y cómo se pueden comparar ‘hard’ y ‘soft skills’?

“Competencias transferibles son aquellas que fácilmente se transfieren entre cargos, sectores y carreras”, comenta Marco Laveda. “Las ‘hard skills’ son menos transferibles. Por ejemplo, en Recursos Humanos, una ‘hard skill’ puede ser el conocimiento de la ley laboral de un país, que poco serviría en otro país; o la competencia para seleccionar en un sector muy específico; o incluso hablar una lengua muy local sin gran repercusión internacional”.

En comparación, las ‘soft skills’ son mucho más transferibles porque son capacidades necesarias en todas las profesiones. Por lo que, cuantas más ‘soft skills’ tengas, más opciones tendrás.

¿Cuál es la importancia relativa de cada una de estas “skills” en el conjunto total de habilidades de un candidato?

“No hay una respuesta que se aplique a todos los casos porque depende bastante del cargo en cuestión”, comenta Raúl. “Por ejemplo, en el caso de un ingeniero mecánico o R&D, la falta de ‘hard skills’ sería inaceptable, mientras que la falta de ciertas ‘soft skills’ podría no suponer un problema.

¿Cómo buscan las empresas aquellas habilidades que necesitan, y cómo puede un candidato demostrar que las posee?

“Los especialistas en búsqueda y selección analizan las ‘hard skills’ de los candidatos antes de hacer una entrevistas, ya que estas suelen estar en el CV. Por otro lado, no se consiguen evaluar ‘soft skills’ en un currículo, pero sí en un contexto de entrevista”, comenta Raúl.

Erica añade: “Como las ‘soft skills’ muchas veces están relacionadas con personas y comunicación, la entrevista de un candidato es siempre una buena forma de comprobarlas. Un entrevistador necesita interactuar presencialmente con un candidato para conocer su nivel de ‘soft skills’. Si se trata de una entrevista interna, el entrevistador puede preguntar a las personas que le han gestionado y trabajado con el candidato día a día.”

“Las ‘hard skills’ son más fáciles de comprobar, mientras que las ‘soft skills’ requieren más contexto y capacidad de contar una historia – la técnica STAR es una excelente manera de comunicar tus habilidades transferibles y ‘soft skills’, principalmente si quieres cambiar de sector o de función, ya que ayudan a un candidato a trasladar su experiencia de un sector a otro. Por ejemplo, demostrar cómo conseguiste influir en un cambio de la estructura de dirección, es una historia con connotaciones positivas, independientemente de haberlo hecho en una consultora, un despacho de abogados o en un banco.”

¿Qué habilidades son más importantes a medida que la carrera se desarrolla?

“En algunas situaciones de trabajo, las ‘soft skills’ pueden ser clave para el éxito en términos de desempeño y promoción”, explica Raúl. “Los requisitos para competencias técnicas en cargos más senior comienzan a disminuir, mientras que se enfatizan las ‘soft skills’ – a este nivel, es preciso demostrar capacidad de liderazgo y gestión de personas, con capacidad para influir a los demás.” Raúl añade: “Si una persona trabaja en un cargo más técnico en el cual las ‘hard skills’ son más importenes, pero tiene que tener también excelentes  ‘soft skills’, especialmente en comparación con sus compañeros de trabajo, esta persona tendrá mucho más potencial para ascender a posiciones más senior de gestión y otros cargos comerciales.”

Los especialistas en búsqueda y selección analizan las ‘hard skills’ de los candidatos antes de hacer una entrevistas, ya que estas suelen estar en el CV. Por otro lado, no se consiguen evaluar ‘soft skills’ en un currículo, pero sí en un contexto de entrevista.

¿Cómo puedes descubrir qué falta en tu conjunto de habilidades?

Para percibir aquello que falta o que necesita alguna mejora en tu conjunto de habilidades, es necesario prestar atención, escuchar activamente, y estar preparado para cambiar.

“Algunas personas dicen que quieren mejorar, pero en realidad, no están abiertas a las críticas constructivas”, explica Raúl. “Si quieres desarrollar tus capacidades, puedes consultar a un mentor o especialista en una competencia o habilidades específicas. Comienza por establecerte objetivos de aprendizaje más simple, como “quiero mejorar mi capacidad de escucha activa” o “voy a responder de forma más positiva” para comenzar a practicar en tu rutina diaria de trabajo. No tengas miedo a pedir feedback. Para las entrevistas de empleo, las personas suelen preparar preguntas sobre expectativas de un determinado cargo, desafíos potenciales y oportunidades, pero raramente vemos candidatos pidiendo feedback al entrevistador. Esta es la mejor oportunidad de conseguir una crítica constructiva y desarrollar una visión realista sobre tus ‘soft skills’.

Además, muchas personas no saben que algunas empresas tienen especialistas o centros de desarrollo de talento en las que pueden consultar la falta de habilidades que pueda tener. Asimismo, son también especialistas en lo que es más necesario para un sector. Todo esto, puede ayudarte a crear, de una forma más eficiente, un plan de objetivos de desarrollo de habilidades y competencias.

Finalmente, es necesario entender que personas diferentes tienen puntos fuertes y puntos débiles distintos, y algunas ‘soft skills’, aunque deseables, puede que no sean esenciales en un tipo de trabajo concreto. Algunas de estas son muy difíciles de adquirir o conllevan demasiado tiempo, por lo que tendrás que priorizar, en el caso de que una determinada ‘soft skill’ no sea esencial para tu profesión, si es mejor enfocarse en otro aspecto primero. Erica señala: “Si solamente te enfocas en aquello que te falta, puedes perder oportunidades de destacar en otras áreas.”

¿Hay habilidades o competencias que van a tomar una mayor importancia en el futuro?

“Las empresas están dando cada vez más importancia a las ‘soft skills’”, señala Erica. “ Al contrario de muchas ‘hard skills’, que son relativamente fáciles de adquirir, así como sea utilizar un nuevo sistema o conocer una nueva regulación industrial, enseñar una 'soft skill', ya sea flexibilidad, capacidad de trabajar bajo presión, o inteligencia emocional, es mucho más complicado.”

“En la situación económica actual, todo cambia constantemente y de forma tan rápida que las competencias técnicas que un día fueron muy valoradas y buscadas, puede que ya no lo sean en el futuro”, comenta Raúl. “Para mi, una 'soft skill' esencial en este contexto es la capacidad de adaptación – es decir, una mentalidad que permite adquirir nuevas habilidades y lidiar de forma positiva en escenarios de constante cambio. Otra 'soft skill' importante es la capacidad de colaboración, que se relaciona con trabajo en equipo, la capacidad de influir en otros, comunicar, etc. Esto es muy importante para muchas compañías, especialmente con la metodología de trabajo “Agile”, por ejemplo.”

Según Erica vale la pena enfocarse en los puntos fuertes: “Algunos de nosotros tenemos una habilidad natural para lidiar con problemas o para ser innovadores, mientras que otros son excelentes en la atención al detalle. Muchas veces acabamos por no valorar nuestras habilidades porque asumimos que todos las poseen. Si te haces la pregunta “¿Qué es lo que yo no consigo parar de hacer”, vas a saber cuáles son tus cualidades-clave que te hacen ser único, y las 'soft skills' que te pueden ayudar a destacar del resto de candidatos.”

Si necesitas más consejos de carrera, contacta con nosotros.

¿Preparado para el próximo paso en tu carrera? Echa un vistazo a nuestras últimas ofertas.

Compara tu banda salarial  

Read more »

Últimas noticias 

Read more »

Quiénes somos 

Read more »

Suscríbete a nuestras alertas de empleo 

Read more »

¿Conoces nuestras oficinas en Madrid? 

Read more »

Últimas vacantes