El timing durante el proceso de selección

hombre hablando con cascos

El fin del año puede ser un buen momento para dar un giro a tu carrera profesional. Nuevas oportunidades pueden aparecer frente a ti aunque no siempre es fácil afrontar un proceso de selección. En muchas ocasiones, la espera tras inscribirte a una vacante de empleo puede resultar eterna.
 

Después de la entrevista, la incertidumbre continúa, los días pasan e incluso puedes no llegar a recibir ninguna llamada o email por parte la empresa contratante. 

La consultora de búsqueda y selección de mandos intermedios y directivos, Robert Walters, ha demostrado en su reciente “Estudio de Optimización de los procesos de selección”, realizado a más de 2.300 profesionales y 200 organizaciones, que existe una brecha significativa entre las expectativas de comunicación de los profesionales con su entrevistador y la realidad que experimentan. 

Con el fin de afrontar esta situación con éxito, la consultora proporciona información sobre los timings habituales y ofrece un consejo principal para cada una de las 3 fases clave del proceso de selección: 

1. La fase post-inscripción a la oferta de empleo

Es normal que, después del tiempo invertido adaptando tu CV o completando un formulario de solicitud esperes que te contacten para una entrevista de trabajo. Prácticamente uno de cada cuatro profesionales (23%) espera que la organización o la consultora de búsqueda y selección les responda en un plazo de dos días, esperando una respuesta en los siguientes cuatro días un 57% de los mismos. La realidad es otra, ya que tan solo un 30% recibe respuesta en la primera semana. 

Consejo: intenta comprender que una empresa puede recibir docenas, cientos o incluso miles de solicitudes para cada una de sus vacantes de trabajo. Debido a este factor determinante, y pese a que las expectativas de la mayoría de los profesionales (80%) comprenden un período máximo de 4 días para terminar con la criba y elección de las candidaturas, el tiempo habitual de respuesta de las organizaciones es de entre 7 y 20 días. 

Si el departamento de RRHH de la empresa contratante quiere llevar a cabo un proceso de selección exitoso, debe habitualmente tomarse el tiempo necesario para evaluar las competencias, formación y habilidades de los solicitantes. “No asumas que la compañía no está interesada en tu candidatura porque no se haya puesto en contacto contigo inmediatamente, incluso cuando haya transcurrido una semana. En este momento del proceso, realizar una llamada de seguimiento o enviar un email formal puede ser adecuado“explica Marco Laveda, Managing Director de Robert Walters para España y Portugal.

Si el proceso de selección es llevado a través de una consultora de búsqueda y selección, es probable que te sientas menos inhibido a la hora de preguntar por el estado de tu candidatura. No obstante, intenta que el tono de tu comunicación continúe siendo en todo momento, profesional. 

“No asumas que la compañía no está interesada en tu candidatura porque no se haya puesto en contacto contigo inmediatamente, incluso cuando haya transcurrido una semana. En este momento del proceso, realizar una llamada de seguimiento o enviar un email formal puede ser adecuado" explica Marco Laveda, Managing Director de Robert Walters para España y Portugal"

2. La fase post-entrevista

El estudio de Robert Walters demuestra que 9 de cada 10 profesionales espera ser contactado dentro de los cuatro días posteriores a la entrevista personal. De estos, la mitad espera una respuesta durante los dos días posteriores. Sin embargo, es probable que en la mayoría de las ocasiones la respuesta por parte de la empresa contratante o consultora de selección sea más lenta de lo que se desea.  
Es frustrante, pero no tiene por qué ser un mal reflejo de la misma, o de la evaluación o resultado de tu candidatura. 

Consejo: es importante conocer qué plazos se manejan habitualmente durante el proceso de selección y el ciclo de entrevistas. Tras esta última fase, vuelve a “lo de siempre", es decir, no centres toda tu atención en el proceso de selección, sino en tu trabajo actual u otras actividades.  
Si la empresa especificó una fecha concreta o límite para darte respuesta y no se han comunicado contigo pasado este período, ponte en contacto con ellos con el fin de que te ofrezcan un feedback. 

Da tiempo a la empresa para responder y, si es necesario, ponte en contacto nuevamente con la organización después de unos días. Los tiempos de respuesta durante la fase post-entrevista suelen ser de entre un 1 y 28 días. Estos plazos están condicionados por múltiples factores: la naturaleza, el tamaño, el número de contrataciones o plazos manejados por la organización, las personas implicadas en la contratación, la complejidad o relevancia del puesto, entre otros factores.

“Cuando el proceso de selección ha sido desorganizado o ha estado mal administrado, este retraso puede no ser una buena señal sobre las prácticas o metodologías de la empresa contratante.  
Sin embargo, es importante comprender que la compañía puede tener otras prioridades más apremiantes, o que algo tan sencillo como que una persona implicada en el proceso de selección esté enferma pueda causar retrasos en la respuesta”, comenta Laveda.

“Cuando el proceso de selección ha sido desorganizado o ha estado mal administrado, este retraso puede no ser una buena señal sobre las prácticas o metodologías de la empresa contratante.  
Sin embargo, es importante comprender que la compañía puede tener otras prioridades más apremiantes, o que algo tan sencillo como que una persona implicada en el proceso de selección esté enferma pueda causar retrasos en la respuesta”, comenta Laveda

3. La duración total del proceso de selección

Aunque el 78% de los profesionales piensa que el proceso de selección (desde la solicitud de la vacante de trabajo hasta la contratación del candidato adecuado para el puesto) debería tener una duración igual o inferior a cuatro semanas, el estudio de Robert Walters demuestra que esto solo sucede en el 26% de los casos. Pese a que únicamente el 1% de los profesionales considera que un período superior a tres meses es un marco temporal aceptable para un proceso de selección, esta realidad se cumple en más del 22% de los mismos. Siendo el período de entre 2 y 3 meses el más recurrente entre las organizaciones contratantes.

El procedimiento más idóneo para poder programar y comunicar a los solicitantes de empleo la duración y las fases del proceso de selección de manera anticipada, parte de la firma de los presupuestos de la compañía a este respecto, así como de la identificación de las personas que estarán implicadas en la contratación.

Consejo: muéstrate flexible y comprensivo en cuanto a los plazos previstos. Si el proceso de búsqueda y selección se realiza a través de una consultora especializada, es frecuente recibir feedback periódico sobre los progresos obtenidos.  Ten en cuenta que la mayoría de las organizaciones (70%) realizan al menos dos entrevistas durante un proceso de selección, reduciéndose a un 25% el número de profesionales que afirma haber pasado un número superior a 3 entrevistas previo al cierre del proceso.

Mientras esperas esa llamada o ese último email, recuerda que si finalmente te ofrecen el puesto de trabajo y termina siendo el proyecto profesional que esperabas, la espera merecerá la pena.   

Se necesitas consejos para destacar frente a otros candidatos en un proceso de selección, echa un vistazo a nuestros consejos de carrera o ponte en contacto con nosotros.

Compara tu banda salarial  

Read more »

Últimas noticias 

Read more »

Quiénes somos 

Read more »

Suscríbete a nuestras alertas de empleo 

Read more »

La Aunténtica Guía de Entrevista 

Read more »

Últimas vacantes